Daemon-start-stop

Hoy estuve creando un servicio en Debian para iniciar automáticamente un pequeño servidor (el demonio, daemon en inglés) en la empresa. El proceso en sí es bastante sencillo, basta con copiar el fichero /etc/init.d/skeleton a /etc/init.d/<nuestro_daemon>, darle permisos de ejecución y modificar los valores correspondientes a nuestro demonio. Detallo los puntos de “ensayo y error” en…