Mailplane

Si alguien me preguntase cuál es el mejor servicio de correo hoy en día, contestaría casi sin dudar: “Gmail”. ¿Razones? Puf, muchas: espacio, simplicidad de interfaz, organización por conversaciones, velocidad, fiabilidad (salvando algunas caídas esporádicas)…

Como usuario de Mac OS X que soy, hay ciertas cosas a las que me he acostumbrado, como el drag & drop para casi todo, que con la versión web de Gmail no puedo usar. Además, cosas como compartir fotos desde el iPhoto se vuelven más complicadas (en ese caso por tener que exportar las fotos y luego subirlas a mano a Gmail).

Todos esos problemas son resueltos, claro está, por un buen gestor de correo, comenzando por el propio Mail.app del Mac OS X. Lo que me deja un mal sabor de boca es el hecho de tener que sincronizar siempre la cuenta de correo (léase por POP o por IMAP) y que la integración no es total (quedan flotando borradores, los ToDo en el caso de Mail.app y las conversaciones no son gestionadas tan bien como por el propio Gmail). Además, si uno no tiene el ordenador a mano (o peor, si uno tiene varios) el usar el correo se vuelve tan cambiante como dormir cada noche en una casa distinta: las cosas no están a mano, hay que llevarlo todo consigo (sincronizar), etc.

Un amigo me recomendó hace no mucho una solución intermedia: Mailplane. Mailplane encapsula la web de Gmail tras una aplicación. ¿Resultado? Se tiene la misma interfaz de siempre, los famosos problemas de sincronización de cuentas no existen, se está a la última de las actualizaciones de Gmail, incluso se puede usar su chat! Y… maravillas de toda la vida están al alcance de la mano: los accesos de teclado (CMD+N, CMD+SHIFT+D, …), integración con la agenda de contactos, drag & drop para adjuntar ficheros o para crear mensajes nuevos, gestión de descargas, avisos por Growl, integración con iPhoto. ¿Su precio? $25 ($17 si eres estudiante). Una inversión que vale la pena sin duda alguna.

Además, he de decir que el equipo trabajo detrás de Mailplane da un soporte muy bueno. Los bugs y sugerencia que he enviado me han sido contestados bastante rápido, y con una atención personalizada; se ve que quieren que este producto mejore y despegue. Yo pongo mi granito de arena con este pequeño post (acá dejo también un review de MacWorld que casualmente salió ayer).