Cosas en común

Hoy me he dado cuenta que los programadores, los arquitectos, los educadores y los peluqueros tenemos una cosa en común, hacer las cosas de cara a futuro: que el software no falle después de entregado, que el edificio no se caiga en 60 años, que el alumno preserve sus conocimientos y que el corte de pelo no sea un desastre después de la primera ducha.

N. del A.: el primero y el último vienen de la experiencia.